jueves, 16 de agosto de 2012

¿Qué es la vida? Un frenesí.

¿Qué es la vida? Un frenesí
¿Qué es la vida? Una ilusión, una sombra, una ficción y el mayor bien es pequeño; que toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son.
Nuestro ilustre Calderón de la Barca vuelve  a estar de moda y podría ocupar cualquiera de nuestros titulares ...Fue alguna vez importunado por los moralistas que veían con malos ojos los espectáculos teatrales y especialmente errado que lo hiciera un sacerdote como él. A ellos les contestó altivamente de esta manera: «O esto es bueno o es malo; si es bueno, no se me obste; y si es malo, no se me mande».

Si una madre de un alumno de tres años te invita al preestreno de Bowling for Columbine, si luego te pide que revises una guía didáctica que han hecho en Francia para una película que no se ha estrenado y que se llama Los Chicos del Coro y...si tu estás acostumbrada a que los malos ojos te vean crecer...

¿Cómo negarte a un sueño?  Christophe Barratier fue el príncipe azul soñado que te saluda y te da las gracias por tu trabajo ¿? ¿trabajo? puro disfrute, soñar...

Cuando, esos malos ojos que te siguen viendo pintar de pequeñas arrugas tu cara, te siguen mirando...Kirikú y las Bestias Salvajes...pero ya no quieres soñar sola..sueñas, cantas y bailas con amigos...

Esos malos ojos te ven y no quieren mirarte. Tienen tortículis. No es que no quieran mirarte de frente es que les duele el cuello por eso miran de reojo...La vida de los Otros, Las Trece Rosas, También la Lluvia...

Esos malos ojos ven nevar tu pelo, surcar de arrugas tu cara pero siguen afectados de ese molesto dolor de cuello...pero tu eres la dueña de tus sueños, y de tus sombras. 
El espejo ya no devuelve la mirada coqueta y presumida ahora te devuelve el brillo de tu frenesí, de tu violenta exaltación y perturbación del ánimo. 

Pero ahora, no sueñas sola. Ahora no se te obsta, no se te manda...porque  la vida es magia.
Y los sueños...sueños son.        
                                                Doña Díriga 

7 comentarios:

  1. Conocerte personalmente el 3 de septiembre será un sueño para mí.
    Comenzar un nuevo curso con estos sueños cinéfilos, con estos amigos virtuales que pronto seréis reales es todo un lujo que me hacen más llevaderas las situaciones que vivimos social y políticamente.
    ¡Es bonito soñar despierta!
    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Si un inicio de curso ya es emocionante, teniendo el 3 de septiembre por delante lo hace más emocionante todavía...

    ResponderEliminar
  3. Genial el post ¡qué vivan los sueños y los ojos que miran directamente a la cara!
    Nos vemos pronto y a seguir soñando con los ojos abiertos.

    ResponderEliminar
  4. Como botánico que soy por formación, aprendí hace tiempo que los ecosistemas tienen una parte invisible: la rizosfera. La parte que no puede morir porque sustenta todo lo demás. Que en muchos sitios es más potente, tiene mucha más biomasa que la parte emergida de las plantas, esa que vemos y que creemos que es la única. Porque la rizosfera no la percibimos.

    Por eso me gustan las plantas. Porque son seres a caballo entre dos mundos. Pero no por igual entre los dos, no. Con más empeño en las raíces. Donde se libran feroces batallas (químicas, físicas) contra rocas y bacterias y parásitos y otras plantas. Donde encuentran aliados en los hongos y en más bacterias para ganar esas batallas. O perderlas y dejar su sitio a la especie que la venció. Me gustan las plantas porque tienen una vida interior que no es fácil ver.

    Siempre he pensado que el mundo de las raíces es como el de los sueños. El verdadero. Y que la realidad surge del segundo como un tronco, una rama o una hoja del primero. Concretando una de entre todas las posibilidades disponibles. Y ocultando las demás, las que no fueron. La realidad como producto limitado de lo que es verdadero. Que es la raíz. O el sueño.

    Y lo que también me llama la atención es cómo las ramas y las hojas envejecen y caen. Como la realidad. Pero las raíces se mantienen siempre jóvenes, rebrotando la planta tras el mal tiempo. Como los sueños. Que generan una nueva realidad cuando la anterior se agota.

    No pasa nada por perder realidades. Lo perdemos todo sin sueños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He aprendido mucho de este texto. Tendré en cuenta ese pensamiento, para el futuro.

      Eliminar
  5. El mundo está loco. Está lleno de locuras y locas como éstas. Son los sueños de la razón los qu eproducen monstruos. Denme locra y locas como estas y el mundo estará más cuerdo que nunca, sin producir monstruos que de esos ya tenemos bastante en la realidad de los que dicen que razonan.
    Será un placer transmigrar de esta tierra canaria para materializar locas que viven en sueños y los comparten con nosotros.
    Soñar es vivir.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. El cine y la educación es mi asignatura que voy a elegir como curso de formación para prof. por lo que me interesa muchisimo este tema, te diré que todos los trabajos que he realizado los he relacionado con el cine sino no me inspiro ;). cine, cine, cine más cine por favor....

    ResponderEliminar