miércoles, 22 de agosto de 2012

CINE-EDUCACIÓN Y ESPÍRITU TRIBU 2.0


Cuando yo era niña, casi preadolescente, me dio  por ser actriz. En mi familia tenemos un actor de teatro: mi tío José Caride, que además de actuar en numerosos escenarios intervino en obras emitidas por televisión a través de programas tan recordados como Estudio 1. Íbamos a verle cuando venía al Teatro Romea de Murcia y, en verano, en Mazarrón, nos preparaba a los sobrinos para que hiciéramos pequeñas representaciones ante el resto de la familia. Y fue él, precisamente, quien me quitó la idea de la cabeza, pero no el gusto por el cine y el teatro.

Después, con 18 años, preparaba la selectividad con la ilusión de estudiar la licenciatura en imagen y sonido, cuando mi padre me dijo, con buen criterio,  que yo a Madrid me iba a perder el tiempo, y me orientó de maravilla para hacer la carrera que me ha hecho feliz. Porque ser maestra es lo que más me gusta y, sin duda, lo mejor que podía haber hecho. Soy dichosa con mis pequeños, rodeada de gritos, pisotones, plastilina, pintura... y una enorme cantidad de ilusión, sonrisas, experiencias y cariño.

Mi gusto por las TIC me ha hecho cambiar de metodología en el aula, y mi carácter inquieto e investigador me mantiene siempre activa y con nuevas formas de hacer.
                                        
Cuando Mercedes Ruiz me invitó a formar parte de la Tribu 2.0, no sabía todo esto que os he contado; de hecho, no sabía casi nada de mí, pero me envió un correo, con esa generosidad que le caracteriza, y consiguió poner ante mí todo aquello que siempre me gustó, reunido todo en un solo proyecto: cine, imagen, sonido y educación.

Y todo esto, unido a la oportunidad que se me ha ofrecido de conocer a gente maravillosa, que de otra forma nunca hubiera conocido, o de sentir emociones, difíciles de expresar, al llevar adelante los dos preestrenos de este año en Murcia junto a mi querido amigo Domingo Méndez. Ver a tanta gente del mundo de la educación que respondía en masa a nuestra llamada, nos hizo vibrar y nos llenó de fuerza e ilusión  para seguir adelante, para reafirmar nuestra fe en este proyecto, para trabajar intensamente en él y por él, y para seguir construyendo, ENTRE TODOS, una educación real en un mundo actual.

Tengo la suerte de estar en la lista de asistentes al evento del próximo 4 de septiembre y esto me llena de emoción e ilusión. Estoy segura de que se va a hablar mucho de ello y todos sacaremos buenas conclusiones que nos ayudarán a mejorar y a seguir adelante con ilusión, creyendo en este tipo de educación.

Cuantos más seamos en este plan audiovisual, más gente saldrá ganando. Por eso invito a los lectores de este blog a unirse a este grupo de docentes que creemos en la EDUCACIÓN de verdad. Educación con sentimiento 2.0, actuaciones 1.0 y mucha ilusión por compartir en todos los puntos 0.


3 comentarios:

  1. Una preciosa entrada, Salomé.
    Como yo también tengo la suerte de compartir el evento del 4 de septiembre, nos saludaremos y desvirtualizaremos para pasar de emoción 2.0 a emoción real.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, yo también estoy deseando desvirtualizarte después de tanto tiempo tras tu huella en la red. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Todos tenemos la suerte de leerte y compartir tus emociones en las que nos vemos reflejados.

    ResponderEliminar