lunes, 14 de enero de 2013

Y llega un día...

Buenas noches,

Me iba a ir a dormir cuando me ha llegado un email con la siguiente carta:




Querido lector,

Te voy a contar mi propia experiencia con los audiovisuales en clase de castellano. Parece que fue ayer el día en que escuchamos por primera vez palabras como: “hashtag”, “stop-motion”, “sonido extradiegético”, “plano americano”…. Parece que fue ayer el día en el que el Sr. García entró por la puerta idea en mano. Cuando abrió su iPad y, efectivamente, servía para trabajar. Parece que fue ayer cuando tuvimos nuestro primer contacto con este nuevo mundo digital, nuestro primer vistazo al futuro.
A lo mejor, no nos hemos dado cuenta de nuestro progreso durante estos cursos porque nos hemos ido sumergiendo poquito a poquito; pero mirando hacia atrás, me doy cuenta que lo hemos conseguido. Hemos logrado crear el cambio, marcar huella.
Los audiovisuales nos han permitido innovar nuestra manera de estudiar citada ya en el “PLE”,  en ser competentes en dicho ámbito; en otras palabras, nos han hecho salir de nuestra rutina. Hemos llegado a la conclusión que hay más que el mundo de los libros y los subrayadores, y, sobretodo, nos han hecho llegar a resultados que con lápiz y boli en mano jamás hubiésemos llegado.
Puede ser que desde la superficie y a primera vista estos proyectos parezcan aburridos, inútiles, fáciles y sin sentido, pero habiendo participado en esto tipo de actividades nos damos cuenta que no es así. No solo esto, sino que nos da rienda suelta a la hora de usar nuestra imaginación, creatividad y recursos tecnológicos. En conclusión, tendrían que ya ser una base en cualquier colegio y en cualquier educación, independientemente de los recursos económicos y de la edad del estudiante.

Atentamente:
Aina Feliu, estudiante de 1ºBACH, Agora Portals International School

--------------------

Y, de repente, tras el aire que deja un mariposa en su vuelo, todo tiene sentido. 
El profesor lo ve y en sus labios se puede leer:
Gracias Aina.

 

1 comentario:

  1. Gracias Aina, no sabemos como ayuda que te pares y nos digas algo así. Un abrazo fuerte!

    ResponderEliminar